lunes, 21 de octubre de 2013

MANEJO DEL ESTRÉS


Antonella Amicone

¿Con qué objeto considero importante hablar sobre el tema del estrés?

Nos encontramos viviendo una realidad social y económica llena de discursos de género y una realidad cultural que nos “obliga” a comportarnos de una manera y a tener anhelos y esperanzas que suelen estar apartados de nuestra realidad. No trato de decir que el tener metas por lograr sea negativo, sin embargo, en muchos casos estos discursos hacen que el estrés entre a nuestras vidas, nos invada y nos paralice, en vez de adquirir fortalezas para llevar a cabo nuestros planes.

La inseguridad para conservar el trabajo, las deudas crecientes con los créditos y los grandes intereses en los bancos, los aumentos desproporcionados en los precios de los alimentos y de la vivienda, la inseguridad social, el afán desmedido de mejorar y mantener un status económico sin poder hacerlo, llevan de manera directa e inmediata a sufrir la invasión del estrés.



En vez de que sean preocupaciones sanas y tranquilamente decididas hacia un futuro mejor, entra en primer lugar la “obsesión” y las convierte en un estado constante de angustia.

La visión de la Terapia Narrativa ofrece una gama de posibilidades para encontrar y desenmascarar al estrés. Teniendo en mente el entorno en que se encuentran las personas, sabe qué indagar y cómo cuestionar las creencias relacionadas con el dominio, poder y control que ejercen estas preocupaciones tan actuales sobre la vida cotidiana; ayuda a buscar planes alternativos a las exigencias de vida.

Está comprobado que una parte importante dentro de las enfermedades en la actualidad, contienen un elemento que las precede y este se llama ESTRÉS.

Se habla mucho sobre el estrés, pero se sabe poco lo que en realidad es:

-          Es una respuesta natural y necesaria para la supervivencia.
-          Es una respuesta alterada del cerebro a cualquier demanda a la que sea sometido el cuerpo y lo prepara para una acción defensiva. Por ejemplo cuando nace un hijo, cuando hay un cambio de casa, cuando hay un divorcio, etc. El cuerpo estará aumentando las probabilidades de supervivencia frente a una amenaza a corto plazo, que no busca mantenerse indefinidamente.
-          Es una reacción fisiológica del organismo en la que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada.
-          Cuando el estrés permanece por un período corto, representa un riesgo manejable; pero cuando el estrés permanece por mucho tiempo y no hay una resolución a la conflictiva que se vive, desencadena problemas graves de salud e impide el normal desarrollo y funcionamiento del cuerpo por la fatiga que se genera. Hay una desestabilización en el equilibrio dinámico del organismo y por lo tanto, se ve afectada la calidad de vida en las personas.

Principales efectos:

1. Ansiedad
2. Cansancio.
3. Nerviosismo.
4. Falta de concentración y de memoria a corto plazo.
5. Depresión y ataques de pánico.
6. Insomnio y/o dormir mucho.
7. Inmunodeficiencia.
8. Pérdida o aumento del apetito.
9. Inicio o incremento en el uso de alcohol y uso de pastillas para dormir o relajarse.
10. Pérdida del cabello.
11. Reducción de la libido.
12. Enfermedades cardíacas.
13. Disminución de la fertilidad.
14. Problemas en el aprendizaje y en la toma de decisiones.
15. Tratar de llenarse cada minuto del día para evitar enfrentar los problemas.
16. Desquitarse con otros en forma violenta, física, verbal o emocionalmente.

Principales desencadenantes:

a) Situaciones de vida que fuerzan a procesar rápidamente la información que se recibe.
b) Estímulos ambientales dañinos.
c) Percepción de amenaza.
d) Enfermedades.
e) Bloqueos en nuestros intereses.
f) Presión grupal.
g) Frustración.
h) No conseguir los objetivos planeados.
i) Relaciones interpersonales complicadas o fallidas.

Hay varios tipos de estrés:

1.       ESTRÉS INDIVIDUAL. Éste pasa por diferentes etapas en el ciclo vital de las personas.
Hay tareas por desarrollar en la niñez, en la adolescencia, en la madurez, etc.
2.       ESTRÉS FAMILIAR. Puede ser de configuración de los miembros de la familia, o ante factores específicos como un divorcio, alguna enfermedad en los padres o en la familia extensa.
3.       ESTRÉS LABORAL. Se define como un conjunto de reacciones nocivas, tanto físicas como emocionales que ocurren cuando las exigencias del trabajo superan las capacidades del trabajador. Puede darse ante el acoso laboral. Es importante hacer la diferenciación de que el estrés del trabajo es positivo cuando nos motiva a aprender habilidades nuevas y llegar a dominar nuestro trabajo.
4.       ESTRÉS POST-TRAUMATICO. Es un conjunto de signos y síntomas que ocurren después de un evento aterrador. Puede ser un accidente de tránsito, un robo, un secuestro, un asalto, una violación, un temblor o cualquier otro desastre natural. Se presenta en las personas que lo vivieron y/o que lo hayan visto.

Cuando recibimos a nuestros clientes en el consultorio, podemos tener desde nuestro lugar como terapeutas la idea preconcebida de que “todos vivimos con estrés”. Tenemos razón en esta preconcepción. Pero no todo el estrés es negativo, podemos no estar tomando en cuenta que los pacientes han recibido una ayuda increíble por el estrés (casi a empujones) para llegar a nuestro consultorio y pedir ayuda profesional. Finalmente, podemos considerarlo un estrés positivo, de movimiento, de cambio y de continuidad.

El interrogatorio para encontrar el estrés negativo que los está torturando, puede hacerse preguntando desde cuáles son sus hábitos, sus actitudes, su sentir corporal, sus pensamientos, sus sentimientos y sus conductas para estar en el lugar en donde se encuentran. No siempre podremos encontrar las causas del estrés de manera obvia. Hay que preguntar.

Ejemplos:

¿Cuál crees tú que haya sido el evento más cercano que ocurrió antes de que te empezaras a sentir así?
¿Cómo te sentiste física y emocionalmente?
¿Qué sucedió después?
¿Cómo dirías que actuaste en respuesta al evento?
¿Qué hiciste para sentirte mejor?

Otros ejemplos para que descubran la forma de evitar el estrés innecesario:

-          ¿Podrías haber contestado diferente en vez de decir que sí cuando te pidieron ayuda?
-          ¿Podrías tener tu reunión mensual con amigas/os con quienes puedas disfrutar la conversación en vez de tener una confrontación?
-          Cada vez que tienes una reunión familiar ¿podrías incluir un tema que sea agradable para ti o para tu interés personal?
-          Si te pidiera que hicieras una lista de responsabilidades ¿cuáles son las que deberías hacer y cuáles son las que no? ¿Qué tomarías en cuenta para llevarlas a cabo?
-          ¿El objetivo que esperan de ti en tu trabajo, es para hoy o a largo plazo?
-          ¿Crees tú que la conducta de tu hijo/a en la escuela depende de ti?
-          ¿Si tuvieras dudas acerca de tu forma de actuar, de pensar y de sentir a quien recurrirías?
-          Si vivimos en un mundo imperfecto y las personas cometen errores, ¿Qué tendrías que hacer en una situación así?
-          ¿Qué podrías hacer con el resentimiento y el coraje que te provocó?

Sugerencias para combatir el estrés:

-          Descubrir un tiempo para la diversión y el relajamiento.
-          Ejercitarse de manera regular. Puede ser en el gimnasio o al aire libre.
-          Hablarle a un amigo (a).
-          Tomarse un baño.
-          Escuchar música.
-          Comer saludable.
-          Reducir cafeína y azúcar.
-          Dormir suficiente.
-          Evitar pensamientos irracionales. Correrlos de la vida.
-          Evitar el alcohol, cigarros y drogas.



BIBLIOGRAFÍA
  
Cadarso, V. (2008) “Destapa tu Olla Estrés. Las soluciones están en tu cerebro.” Editorial  Palmyra. Madrid. España.

Silva, J. “Método Silva de Control Mental” Curso vivencial en línea.

Hirigoyen, M. F. (1999) “El acoso moral“.  El maltrato psicológico en la vida cotidiana. Ed. Paidós.

EL ACOSO LABORAL.  “Manual de buenas prácticas para investigar y sancionar el acoso laboral y/o sexual”. En la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Publicado en Internet.

Sánchez de Tagle, O (sept 2013) “El acoso laboral, Sexual y psicológico”. Suprema Corte de Justicia de la Nación.

CARTA DE LOS DERECHOS HUMANOS.COMISION DE LOS DERECHOS HUMANOS DE LA NACION.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar

Seguidores