martes, 31 de julio de 2012

ENCUENTRO INTERNACIONAL SOBRE CIUDADES SEGURAS PARA LAS MUJERES


El pasado 26 y 27 de Julio se llevo a cabo en la  Ciudad de México el Primer Encuentro Internacional sobre Ciudades Seguras para las Mujeres.  A continuación presentamos el texto de apertura de Angélica Nadurille, Presidenta de la Colectiva Ciudad y Genero,  con quien hemos colaborado en diversos proyectos.

“Cuando salimos a la calle, nuestras calles,  muchas veces  vamos caminando con miedo,  mirando sobre el hombre por el temor de sufrir una agresión, Cada vez que nos sentimos inseguras nuestra libertad, nuestra autonomía y nuestras oportunidades de desarrollo se van limitando”.

Trabajar por la construcción de ciudades más seguras, incluyentes, equitativas y democráticas es una tarea que requiere Gobernanza, es decir: el compromiso de todas y de todos; la voluntad política de los gobiernos y  la participación de la ciudadanía.  Implica además, la toma de conciencia sobre nuestro derecho a la ciudad y; el reconocernos en una sociedad global comprometida con los derechos humanos, específicamente con los derechos humanos de las mujeres.

En este Encuentro vamos a hablar sobre la importancia de construir ciudades más seguras para las mujeres, sobre  las experiencias exitosas que se han llevado a cabo en otros países, en otras ciudades de México y en el Distrito Federal. Nuestra ciudad, la Ciudad de México, que en esta y otras muchas materias, se ha convertido  en una ciudad de vanguardia. No obstante, debemos enfocarnos en los retos para seguir avanzando. Todavía queda mucho camino por recorrer.

Cuando los espacios públicos son más seguros y cómodos, ofrecen un sinnúmero de posibilidades para la participación de mujeres y niñas. Si logramos la eliminación de la violencia e inseguridad que impiden que las mujeres y niñas usen los espacios públicos libremente, sin miedo, tendremos más mujeres en la Cámara de diputadas y diputados, en las dirigencias de los partidos políticos, en el gobierno y los municipios; tendremos a mas mujeres como propietarias de sus viviendas así como directoras y dueñas de empresas, pero también tendremos más hombres compartiendo las responsabilidades domésticas y disfrutando de la crianza y cuidados de sus hijas e hijos.


Pero para atender la inseguridad no basta con iluminar una calles o tener más policías, hay que tener en cuenta que para muchas mujeres, la pobreza y la desigualdad tienen como resultado una mayor exposición a la inseguridad y al riesgo de sufrir violencia. La pobreza aumenta el aislamiento de las mujeres, debilitando sus redes sociales y por lo tanto el apoyo que pudieran recibir en situaciones de violencia y agresión.

La inseguridad y la percepción de inseguridad impiden que las mujeres y niñas podamos usar y disfrutar completamente la ciudad y conduce a la existencia de prejuicios injustos sobre las mujeres, como que siempre deben tener miedo, y ser tratadas como “débiles”, “desvalidas”,  “vulnerables” y por lo tanto necesitamos ser protegidas.

Como ha dicho Ana Falú, experta en estos temas, “Esto hace que las mujeres y niñas sean víctimas del miedo, además de víctimas de violencia”.

En general, las ciudades en las cuales los espacios públicos son utilizados con más intensidad y por diversidad de personas, que llevan a cabo diferentes actividades en horarios del día variados, son más seguras para todos, y especialmente para las mujeres. Esto es porque la variedad y la diversidad tienden a promover la tolerancia y la paz entre las ciudadanía. Además, si hay más personas presentes, hay más “ojos mirando la calle”, lo cual hace más difícil que ocurran robos o agresiones.


En política se sabe que si dejamos un espacio vacío siempre será ocupado por alguien más, en cuanto a la seguridad ocurre lo mismo, si dejamos de salir, de ocupar nuestros espacios públicos, seguramente alguien más lo hará y la ciudad será cada vez menos nuestra.

1 comentario:

  1. Excelente invitación Angélica, no puede construirse una ciudad segura si no es en comunidad, es parte de una salud integral el tener acceso a calles y espacios seguros de los que todas y todos son responsables. Gracias!

    ResponderEliminar

Buscar

Seguidores

Archivo del blog