domingo, 31 de agosto de 2014

Reseña de la traducción del artículo “¿Cómo puedes hacer este trabajo?”


How can you do this work? Responding to questions about the experience of working with women who were subjected to child sexual abuse”
By Sue Mann.

International Journal of Narrative Therapy and Community Work 2005 No. 2 pp. 11-22


¿Cómo puedes hacer este trabajo?

Reseña por: Antonella Amicone

Es una pregunta muy frecuente en todos los ámbitos personales y sociales para los terapeutas.
Es una pregunta que seguramente todos nos hemos hecho.

Pero esa misma pregunta hecha por las personas que nos consultan  dentro del contexto terapéutico, tiene una sobredosis de responsabilidad. Específicamente en el campo del abuso sexual infantil, en el que aparecen todos los fantasmas posibles.

¿Cómo  responderles a las mujeres que me hacen esa pregunta?

La autora del artículo hace un trabajo muy profundo y cuidadoso para buscar los significados que atribuye a su pregunta. No contesta de inmediato en forma directa; inicia cuestionamientos desde los valores personales de quien consulta. Plantea el cuidado y la preocupación que las personas tienen al abrir su relato. Tienen conocimiento pleno de lo que les ha sucedido y por lo mismo les surge miedo y angustia por compartir todo lo doloroso y traumático que implica. La curiosidad respecto a la escucha que tiene el o la terapeuta y sobre el impacto que tendrá en el o ella después de su relato, se convierte en un foco de gran interés.

En muchas ocasiones las mujeres vienen con la experiencia de haber compartido su historia con otr@s terapeutas, amigos, familiares, etc. Encontrando que la gente se queda sin saber qué decir, o congelada ante el relato. Necesitan conocer la manera en que su terapeuta abordará su caso y  también cuál será el efecto que cause su historia en la propia vida del o la terapeuta. Será muy interesante ir descubriendo en esta lectura cómo las experiencias anteriores al hablar de abuso, pudieron haber contribuido con las preocupaciones que ellas muestran en consulta.

La autora del artículo hace mención muy específica de que estará buscando historias de “doble escucha”, es decir que buscará escuchar no solamente los efectos del abuso, sino otras historias que han sido silenciadas, no tomadas en cuenta o dejadas de lado. Se escucharán tanto las historias negativas como aquéllas sobre sus creencias y valores; sobre sus sueños y esperanzas.


Cuando se encuentran los valores que resultan importantes en un relato, es posible seguir preguntando más al respecto y se vuelve posible escuchar más historias acerca de cómo se manifiestan en relaciones valiosas en la vida de la mujer y de esa manera se evita el silenciamiento. La autora manifiesta que las experiencias de unas mujeres, le han sido útiles para el manejo de situaciones similares con otras mujeres.  Sin este apoyo no sería lo mismo.

La terapeuta no está en la búsqueda unicamente de las maneras en que el abuso ha influido en sus vidas, sino de otras historias que ellas atesoran y han cultivado con el tiempo y que pueden ser compartidas con otras personas. Hace hincapié en la importancia de diferentes relaciones personales que les hayan podido ayudar en el transcurso del tiempo. 

La autora hace una reflexión sobre sus reacciones emocionales cuando escucha, que abarcan: pena, confusión, alegría, disfrute y  conexión. Es muy gratificante y consolador para los y las terapeutas que hacemos esta lectura,  podernos identificar con las experiencias de  indignación, entusiasmo compartido, inspiración, placer, desasosiego, alegría, preocupación, miedo, esperanza, desesperación, profunda tristeza y placer compartido al atender un caso de abuso.

Por último, habla sobre el valor de tener un ambiente apoyador para poder discutir y hablar con otras personas sobre el tema.  La aflicción individual de un terapeuta también es una oportunidad para identificar, nombrar y vincularse con otr@s, respecto a la dimensión política del trabajo. No estamos sol@s en el trabajo terapéutico.

En la vida profesional y personal de los y las  terapeutas existen temas que se pueden abordar de una manera relativamente fácil.  Otros implican un profundo conocimiento de sí mism@s y una postura muy clara sobre el tema. Ese es un reto profesional que se presenta con frecuencia. Compartir las experiencias es muy gratificante y orientador. Enriquece a quien las transmite y a quienes las reciben. No hay tema menor para el o la terapeuta y la comunicación entre profesionales es fructífera para tod@s quienes que la practican.

Me parece un trabajo muy útil y completo…. ¡Espero lo disfruten!

Pueden encontrar esta traducción en nuestra página en:

http://www.terapianarrativacoyoacan.com/documentos/category/2-traducciones.html 


0 comentarios:

Publicar un comentario

Buscar

Seguidores